Storytelling

Storytelling es una expresión de la lengua inglesa. “Story” significa historia y “telling”, contar. Storytelling es mucho más que una narrativa, es el arte de contar historias usando técnicas inspiradas en escritores y guionistas para transmitir un mensaje de forma inolvidable.

Es una técnica que vincula a los consumidores con la marca por medio de mensajes sencillos y fáciles de recordar, que generan empatía y vínculos emocionales sólidos con los clientes, lo que deriva en el éxito de esta estrategia.

Storytelling es el arte de contar, desarrollar y adaptar historias utilizando elementos específicos — personajes, ambiente, conflicto y un mensaje — en eventos con inicio, medio y fin, para transmitir un mensaje de forma inolvidable al conectarse con el lector a nivel emocional. 

Lo más relevante de esta técnica es que las empresas cuenten historias de valor, que sean interesantes para los usuarios y que les aporte algo más que un contenido meramente corporativo. Se trata de crear emoción y un vínculo con quienes te están leyendo a través de las redes sociales, no hay que limitarse a transmitir un mensaje.

No existe una receta ideal para contar buenas historias, hay cuatro elementos que están siempre presentes. 

1. Mensajes

Es común que el Storytelling esté separado en dos partes: 

  • Story: la historia y el mensaje que serán transmitidos
  • Telling: la forma como ese mensaje es presentado. 

Si el mensaje es fuerte, es posible que surta efecto aún teniendo un telling débil. Pero, si es pobre, difícilmente conseguirás salvar tu contenido pese a que utilices buenas técnicas. 

La idea transmitida es lo que puede transformar y marcar la vida de las personas. 

Textos, historias y conferencias que dejan entusiasmada a la audiencia momentáneamente existen por montones, pero contenidos que realmente impactan y hacen que continúes recordándolos son pocos. 

Estos son los que logran equilibrar las dos partes del Storytelling al trabajar bien el mensaje y los próximos tres elementos.

2. Ambiente

Los eventos necesitan suceder en algún lugar. Cuando el ambiente es bien descrito posibilita que el público realice la jornada. 

3. Personaje 

El personaje es quien recorre toda la jornada y sufre una transformación que lleva a la transmisión del mensaje.  Pero, para pasar por esa transformación, debe superar el próximo elemento: 

4. Conflicto 

El conflicto es el principal factor que ocasiona interés en la audiencia. De esta manera, se lo puede definir como el desafío que surge para motivar al personaje a recorrer toda la jornada. 

Un conflicto muy simple no despierta interés, pues no genera identificación. Logros muy fáciles no acostumbran ser valorados. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/ProtargetMKT
@Protarget_MKT
Abrir chat