Miopía de Marketing

La miopía en términos generales es no poder enfocar bien objetos lejanos. En el marketing puede suceder un efecto muy parecido al no enfocar bien el objetivo de las estrategias que se plantean. La miopía del marketing ocurre cuando nos enfocamos más en las bondades y características del producto y dejamos de lado las necesidades e intereses del cliente y en muchos casos del entorno.

La miopía de marketing según Theodore Levit  ¨Es el fracaso en la administración al momento de reconocer el alcance de nuestro negocio¨.

Un ejemplo claro de la miopía de marketing es el caso de Blockbuster. La empresa pensaba que la razón de su negocio era vender y alquilar películas (enfocado en el producto) sin darse cuenta que el verdadero enfoque era el de ofrecer entretenimiento on-demand (enfocado en las necesidades del cliente).

O la obstinación de Kodak en seguir fabricando carretes fotográficos y cámaras analógicas, menospreciando la potencialidad de las cámaras digitales. Kodak acabó sufriendo la mayor crisis de su historia.

Para evitar caer en la miopía de marketing, lo primero que debemos tener claro es, por tanto, qué necesidades satisfacen los clientes que compran un determinado producto. Y debemos tener claro, también, que un mismo producto puede satisfacer necesidades de diversos tipos, y muy diferentes, tanto funcionales como psicológicas.

Habrá que investigar para conocer a fondo las necesidades de tus clientes. Investigar por qué te compran. No sólo saber qué producto compran, sino por qué lo compran. Exactamente, qué necesidades intentan satisfacer cuando compran tu producto. Y estar atentos, muy atentos, a la aparición de otros productos que puedan satisfacer esas mismas necesidades, aunque los productos en sí sean muy diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

/ProtargetMKT
@Protarget_MKT
Abrir chat